Weblog de Luna y Zeus

Trucos y consejos

Seguro que estos trucos les van muy bien a vuestros papis, sobretodo si son primerizos, jijiji.

Para desparasitarnos: Como ya sabéis, a nosotros, como a otros animales, tenéis que hacerlo cada cierto tiempo, para que no nos pongamos malitos. En casa, nos desparasitan cada tres meses, y para ello, nos dan una pastillita muy pequeña, que no nos gusta nada si nos la dan sola. Por eso, después de probar unos cuantos métodos, nuestras mamis han aprendido un truco que de momento, funciona bastante bien, jeje, y decimos de momento, porque el día que nos cansemos… a ver qué se inventan, jijijiji.

TRUCO: Coger un snack de queso, de la marca Whiskas, y abrirlo a la mitad. Meter la pastilla entre una mitad y otra, como si fuera un bocadillo, y aplastarlo todo bien, hasta que se quede bien pegadito y no se salga la pastilla. Normalmente estos snacks se pueden manipular muy bien, porque son algo tiernos, así es que no tendréis ningun problema. De esta forma, nos dan la ‘chuche’ (así es como le decímos nosotros) y ni la masticamos, ¡TODA la pastilla va dentro! Nosotros nos hacemos un poco los tontos, así es que si vuestros gatitos son muyyy listos, mejor que hagáis todo el proceso sin que estén delante, que los gatos somos muy listos, y como veamos que nos meten algo raro dentro de la chuche… ya no la queremos.

Para enseñarnos a no hacer algo: Seguro que os volvéis locos cuando vuestros gatitos hacen algo que a vosotros os molesta mucho, y les gritáis que se estén quietos y cosas así para que aprendan que éso que hacen no está bien. Pues bueno, a lo mejor a alguno de vosotros os da resultado, pero por si acaso, os diremos que cuando hacemos algo que no está bien, nos enseñan mojándonos con agua.

TRUCO: Con un pulverizador lleno de agua, nos mojan cuando no miramos, y como nos asusta y no sabemos de dónde viene ese chorro, dejamos de hacer lo que estábamos haciendo. Poco a poco vamos aprendiendo a no hacerlo, al ver que cada vez que hacemos algo determinado, nos echan un poquito de agua.

Para meternos en el transportín:
¡Qué difícil es meternos en un transportín para ir al Veterinario si no se nos acostumbra desde pequeños! Yo, Luna, soy muy mala para éso. Ya no me dejo meter, pero creo que es por un trauma que tuve a los siete meses, cuando me esterilizaron. En cambio, mi hermanito Zeus se deja sin problemas. Le gusta tanto meterse en él, que cuando ve la puerta abierta va corriendo a meterse. Yo sólo me acerco a olisquear, pero no entro nunca, aunque me metan chuches, juguetes y esas cosas. Cuando era chiquitita sí me metía, pero sólo si me metían dentro algo que me gustara mucho. ¡Ése es el truco!

TRUCO: Cuando queráis meter a vuestros gatitos en esa jaula tan fea, meterles algo que les guste muuucho y claro, animarles un poco, ¿vale? De todas formas, cuando llevéis un gatito a vuestra casa lo mejor es que lo acostumbréis al transportín desde pequeño, dejándolo abierto para que así aprenda a meterse solo. Que sepa que no es malo quedarse ahí dentro un ratito.

Para bajarnos de algun sitio alto: A los gatos nos encantan las alturas, aunque hay de todo, jeje, pero cuando vivimos en una casa con estanterías, muebles altos, etc, nos encanta subirnos. Hay veces que en esas estanterías o muebles altos, ponen algun adorno muy preciado por nuestros papis, y claro, se ponen nerviosos para que no lo rompamos… y no saben cómo bajarnos si no nos dejamos o ellos no llegan.

TRUCO: Lo mejor es que nos saquéis algo de comer que nos encante. Nuestras mamis nos sacan la malta, en el caso de Luna, o jamón york en mi caso, etc, y en cuanto lo vemos, bajamos corriendo. Sí, se quedan con nosotros, porque hay veces que luego no nos dan nada, y bajamos para nada, pero qué se le va a hacer, de vez en cuando también nosotros metemos la pata.

Para que usemos el rascador:
Nosotros al principio teníamos un rascador, pero de esos muy normalitos, con forma de ratón, puesto en el suelo. Zeus lo ha visto poco, porque al poco de llegar a casa nuestras mamis lo tiraron. Estaba roto por todos los lados, y no precisamente de usarlo, pero bueno. Ahora tenemos dos, donde podemos subirnos y meternos en un cajoncito. Yo casi no lo utilizo, por no decir que ni siquiera lo miro, jijiji. A Zeus le encanta. Supongo que será porque lo tuvo desde chiquitito y se ha ido acostumbrando porque al principio le llamó la atención. Yo el primero que ví fue con 6 meses y a lo mejor por eso ya no me llamó tanto la atención.

TRUCO: Si queréis que utilicemos el rascador que nos compréis, ponerlo en un sitio de la casa donde solamos estar, no en una habitación por ahí perdido, porque entonces ni lo miraremos de reojo. Aún así yo sigo sin mirarlo, me parece más divertido el sofá, pero a Zeus le ha funcionado este truco, así es que ¿por qué no a vuestros gatos? Ah, ¿os confieso un secreto? Cuando compraron el rascador del cajoncito, intenté meterme dentro y lo conseguí, pero me ví negra para salir de ahí. Tengo el culete un poco gordo y ya no entro en sitios tan pequeños 😛

Anuncios

Envía tu foto

Envíanos tu foto y pronto la verás en la Galería fotográfica. No importa si no eres gato, tenemos hasta amigos roedores, jiji.

Imagen alojada por servimg.com

Somos antitaurinos

¿Tú también lo eres? Mira este video y recapacita...


Coméntanos

Online

online counter
A %d blogueros les gusta esto: